6/4/15

PACA 2015: Ratos de cine amorfo


¿Qué tienen en común Australia, The lovely bones, Alicia en el País de las Maravillas, Rubber, El atlas de las nubes y El gran Gatsby? "¿Que son todas más malas que un dolor?" Efectivamente, eso y que todas han ganado el PACA a la peor película del año.
Comenzamos los premios en RATOS DE CINE con lo peor de lo peor. Las disculpas se dan por adelantado y las palabrotas son bienvenidas en esta entrada en la que me acuerdo, a mi pesar, de las películas más amorfas de 2014. Recordad, lo peor de las 82 películas que he visto, que seguro que hay mojones más considerables, pero entendedme, cuando voy por la calle y me encuentro con el regalito marrón de un perro lo esquivo, no lo recojo y me lo refrego en la cara. Y con esta imagen tan agradable damos paso a los:


GANADORES PREMIOS PACA 2015
Premios Anuales al Cine Amorfo

Locke podría ir a parar perfectamente a película más sobrevalorada, porque manda huevos que una historia tan mínima, cuyo pastel se descubre a los 20 minutos, basada en llamadas telefónicas con una parturienta pegajosa, una esposa cabreada y no sé cuántos obreros para que remuevan la hormigonera haya sido considerada por muchos el thriller del año. Y claro, tantos elogios, la omnipresencia de Tom Hardy y la promesa de una película pequeña y arriesgada, algo que siempre cae simpático, pues me elevaron las expectativas hasta el infinito… para darme de hocicos contra el hormigón. Y ya ves si me di, todavía me duele.

El francotirador es una película que está hecha para que no me guste. Es una americanada que ensalza a un asesino como si fuera un héroe, mientras nos bombardean con kilos y kilos del nacionalismo más rancio del mundo, el estadounidense. No puedo sentir empatía hacia ella. Pero hay mucha gente que parece que sí, ahí están sus número uno en taquilla y las nominaciones a los óscar regaladas para demostrarlo. Así que ea, ¡viva América, la libertad y las tartas de manzana!

¿Cómo una película con tanta gente talentosa detrás pueda acabar resultando tan plana y básica? Angelina Jolie lo tenía todo para dar el bombazo del año con Invencible: los Coen al guion, Deakins a la cámara, Desplat a la música y un reparto de jóvenes estrellas prometedoras. Hay muchos amorfismos rodados en esta película, más que en otras películas que han sido bendecidas por el MARI, pero nunca habían sido rodados tan imbécilmente. ¡Pero seguimos confiando en ti, Angie!

En su día la califiqué a Transcendence de patata interesante, pero patata en definitiva. La premisa es atractiva, pero se queda ahí. Después de aguantar casi dos horas de chorradas encima tienes que tragarte una moralina tecnológico-espiritual que da mucho asco, y mi cara acaba mostrando el mismo entusiasmo y ganas de vivir que la de Johnny Depp en toda la película. Es muy mala, sí, aunque siendo justos no es la película más aburrida del año, ese honor también lo tiene el siguiente engendro…

Porque tiene tela la peliculita. Vaya coñazo. Vaya puto coñazo. Os juro que tuve que ver Into the woods durante 6 días porque no era capaz de aguantar más de 20 minutos seguidos con ella. Nunca pensé que pudiera haber un musical más soporífero y desesperante que Los miserables. Pues lo hay, digo si lo hay. Las canciones son un remix malo de Sweeney Todd cantadas por las Barbies Frozen de turno, el argumento es un pastiche cutre que quiere ser ingenioso y la puesta en escena es incapaz de superar las limitaciones teatrales. Me pone malo su reparto histriónico, y su ambientación pretendidamente hortera y por encima de todo, que te ilusione con un final a los 70 minutos para alargarse otro ratazo más con una secuela de tres al cuarto menos interesante aún si cabe. Me tiré toda la película deseando que el bosque mierda este fuera el de Aokigahara, nos habría hecho un favor inmenso. Rob Marshall se hace con su primer PACA a la peor película, y con el camino que lleva capaz de que no sea el último.

Y otro año más hemos visto suficientes películas amorfas como para hacer un top 10 de lo peor del año:

Top 10: las peores películas de 2014 
1. Into the woods, de Rob Marshall.
2. Pompeya, de Paul W.S. Anderson.
3. Transcendence, de Wally Pfister.
4. Locke, de Steven Knight.
5. Maléfica, de Robert Stromberg.
6. Marsella, de Belén Macías.
7. Palo Alto, de Gia Coppola.
8. Ocho apellidos vascos, de Emilio Martínez Lázaro.
9. White god (Feher isten) de Kornél Mundruczo.
10. El francotirador, de Clint Eastwood.
Mención especial: Exodus: dioses y reyes, de Ridley Scott.

Y ea, echada toda la bilis fuera, ¡ya solo nos quedan cosas bonitas por decir del cine de 2014! En unos días, nominaciones chorras a los PEPE y al poco, la serias a los PACO. Catapum, pum, pum.