27/1/13

Crítica: Los miserables

CRÍTICAS
LES MISÉRABLES
2012, Tom Hooper


I dreamed a dream cuando me quedé dormido viendo Los miserables. Porque el nuevo filme de Tom Hooper es un musical largo en exceso, plomizo, reiterativo y bastante irregular. Aburrido, soporífero, remedio para el insomnio. Un rollo, vamos.
El argumento de Los miserables lo podemos resumir de la siguiente manera: cuatro pobres desgraciados que cantan y lloran, cantan y lloran, y sobre todo, cantan. No hace falta decir más porque las historias de los personajes que se entrecruzan en esta película son puro cliché telenovelesco y el contexto histórico y social una mera excusa arbitraria donde poder zampar un chorro de canciones lastimeras para que quede todo muy bonito.
Que bueno, si las canciones son bonitas y el espectáculo es bueno, pues, vale, se le puede perdonar, pero ¿el espectáculo que ofrece es bueno? Muchos dirán que sí, pero a mí me da que el posible mérito viene ya de antes y que Tom Hooper no aporta nada cinematográficamente. Porque Los miserables, película, da pena. No pena de llorar, de "ay qué pena, pobre Fantine", que también, sino pena de lo mala que llega a ser. La dirección es torpe. Tom Hooper no sabe mantener la cámara quieta, se le escurre de las manos, y a esta película le habría venido mejor una dirección más clásica y segura.
Pero si algo se le puede achacar irrefutablemente a esta película es que es tremendamente desigual entre sus partes. Porque tengo que reconocer que todo no es tan malo como lo vengo pintando, la peli, a veces, tiene su qué, pero de manera aislada y entre largos tramos de sopor. A los ocasionales pezpuntes de brillantez en algunos de los soliloquios (algunos solo, básicamente el "I dreamed a dream") y en algunas secuencias grupales ("Master of the house" o el "Do you hear the people sing?") le siguen partes que son puro tedio musicalizado. Esas partes que en cualquier película serían diálogos normales y corrientes, aquí los cantan al más puro estilo "Hola, ¿qué tal estás? Soy Merche". A mí me recordaba a Gran Hermano, cuando en una prueba obligan a los concursantes a cantar todo lo que quieran decir cada uno poniendo la entonación que sale de las pelotillas. Pues en esta peli, momentos de estos, a montones. Y te entran ganas de liarte a tortas con todos los personajes.
 
Esos mismos personajes están interpretados por actores que se entregan y lloran que da susto. Anne Hathaway ganará el óscar básicamente por cantar el "I dreamed a dream" (aunque lo defiende bastante bien). Pero el papel de Fantine se lo tendrían que haber ofrecido a Susan Boyle, que lo cantaría aún mejor y se habrían ahorrado un dineral en maquillaje, porque la verdadera lástima es ver a Anne Hathaway tan desmejorá. Hugh Jackman también le pone empeño, y básicamente todos los demás (menos los enamorados que son para darles de comer aparte), pero la pena es que sus personajes sean tópicos con patas, así que al final tienes ganas de tortearlos a todos (¡otra vez!)
El aspecto técnico mola en su mayoría, sobre todo un diseño de vestuario muy resultón y colorido (del español Paco Delgado, ¡ole!), pero le sobra efectos visuales que cantan casi tanto como los protagonistas.
Como decíamos más arriba, es una peli que da pena, en todos los sentidos. A mí personalmente me da pena que haya salido esto cuando se podrían haber currado una historia que empapara al espectador de verdadero espíritu revolucionario y libertador, sin cursiladas, y que las canciones solo fueran un vehículo más para el éxtasis al que uno llega cuando es testigo de un buen espectáculo (o sea, que toda la película siguiera la estela del "Do you hear the people sing?")... pero quizás eso ya no sería Los miserables. Hay muchos, sin embargo, que sí han disfrutado la película, algo que me parece respetable y entendible, pero tal y como es esta Los miserables, a mí no me dice nada. O no mucho. Porque, a pesar de todo lo vomitado, la nota que le voy a dar no es tan baja, y desde que vi la película no hago más que silbar las canciones e incluso cantarlas, sin saberme la letra, en un idioma con un preocupante acento ruso que mi subconsciente se inventa. Puede que dé pena en muchas cosas... pero quizás no sea tan mala.
NOTA: 4


Lo mejor: Anne Hathaway y sus soñaleras, el "Do you hear the people sing?" y los ingredientes de la carne picada Helena Bonham Carter, marca registrada.
Lo peor: demasiadas partes en las que uno se ve tentado a acelerar el reproductor.

8 comentarios:

Dante Martín (Criticón 5.1) dijo...

Como siempre, no he podido dejar de leerme. Eres el crítico que mas me hace reir, y eso creeme que es un merito.
Lo de Susan Boyle o lo del gran hermano... xD

Si, Isidro. tu estuviste tentado a acelerar el reproductor, pero yo la vi en el cine, y es de las pocas películas que quise levantarme varias veces y aguanté como un cosaco.

Su hora y media final es un auténtico peñazo.

Y sí, muy blando con la nota. xDDD

Saludos!!

Alejandro Salgado Baldovino dijo...

Jaja, totalmente de acuerdo. También me aburrí y me dormí, no sólo una sino dos veces.

De acuerdo en todo, y confieso que también luego del visionado quedé cantando algunas canciones, sobre todo la de "Do you hear the people sing", que me gustó mucho. Pero del resto, nada salvable, también creo que con una mejor dirección y perspectiva, sin tantos cantos, hubiese funcionado mejor... quizás...

Saludos

domive dijo...

Jajaja, la iba a ver hoy pero se me ha hecho tarde y dura un taco. Mientras miraba cachos que cuadraran con unos subtítulos decentes he visto que, como dices, lo cantan todo. PERO ¿TODO? Joder, que horror.

Como siempre, me quito el sombrero ante tu crítica. Así da gusto. Un saludo :)

Rodrigo Moral dijo...

Qué bueno leerte! Siempre me sacás una sonrisa. La primera pregunta que habría que hacerse es: ¿cantan? Nah, en serio, creo que tiene puntos buenos y como musical es pasable. Sin embargo, es irregular como vos decís (desde que aparece Sayfried, dándole vida a la mujercita) y ese enredo romántico, se pone bastante aburrida. Me quedo con la primera mitad, y el final.
Sobre el elenco, nadie me gustó en exceso. Anne Hathaway está correcta, y le deberá su Oscar al primer plano de Hooper. Sin ese primer plano, no lo ganaba..

Me gustó el trabajo de dirección y la recreación del lugar, tiene puntos buenos, y sí, es larga, pero no porque sea larga, sino porque en un punto de torna algo irrelevante. Pero me gusta cómo Hooper se adueña de los movimientos y da de lo suyo..

Le puse un 6, la generosidad me excedió.

Saludos!!

daniel dijo...

Genial crítica. Yo estoy casi de acuerdo contigo, aunque a mí los momentos brillantes hicieron que le subiese un punto más al film.
¡Oh por Dios cada vez que salia Crowe tenía que taparme los oídos! xD

Un abrazo.

Jorge Moreno Celaya dijo...

coincido contigo, tuve que verla en dos partes por que ya no aguantaba el sueño...

saludos!

Alvaro dijo...

Aunque no tengo nada en contra de los musicales, no me gustan mucho estas versiones de clásicos literarios (Como por ejemplo, esta película y "¡Oliver!") porque a veces parece que este tipo de tratamiento deja en un segundo plano el mensaje de las obras originales para centrarse más en la espectacularidad.

Roke Molina dijo...

Dante: ogh, qué bonito. A día de hoy le pongo un 4. Efectivamente, los verdaderos miserables sois los que fuisteis al cine a verla xD

Alejandro: totalmente de acuerdo. Veo que todos los que consideramos esta peli un peñazo destacamos el "Do you hear the people sing?". Sin ser la escena tampoco para tirar cohetes, se acerca más a lo que pensaba que sería esta película, y me hace imaginarme que esta peli podría haber sido mejor, a lo Hathaway.

Domive: ¡muchas gracias! Me pasé por tu blog y vi tu crítica. Te gustó al final xD

Rodrigo: precisamente no coincidimo en torno a Hooper, pero suscribo todo lo demás. Hathaway ganará por cantar esa canción con ese primer plano, pero en verdad no lo desmerece, la tipa se entrega bastante. Sobre los cantes, los que ya venían del escenario del teatro, Hathaway y Jackman a ratos, cantan guay. Y los que hacen bulto. El resto...

Daniel: ¡gracias! Aunque yo cada día que pasa me gusta menos, sigo reconociendo que es verdad que tiene momentos buenos, pero es demasiado peñazo para que saquen a flote la peli.

Jorge: es una tónica lo de quedarse dormido xD. Reconozco que yo la vi por la noche cuando la anterior no había dormido nada estudiando... pero me habría quedado dormido igual :P

Álvaro: estoy de acuerdo, no he leído la novela, pero la película la deja en mal lugar. Todo lo que parece aquí drama manido seguramente tendrá su transfondo psicológico en la novela.

Muchas gracias a todos por vuestra fidelidad, cada vez que comentáis, un gatito ronronea ;) ¡Saludos!