4/2/13

Crítica: Brave (Indomable)

CRÍTICAS
BRAVE
2012, Mark Andrews, Brenda Chapman y Steve Purcell


Hoy vamos a hablar de la última obra de Pixar, Brave, que en España la conocemos por Indomable y en Latinoamérica por Valiente. Al que propuso la traducción literal lo echaron, imaginaos, tú le dices a alguien que vas a ver Brava y se cree que Pixar ha hecho un spin-off de Toy story protagonizado por la Señora Patata. Ya la podrían haber llamado Osada, que diría un montón más de la peli.
Es triste la mala prensa que ha acarreado la productora después del exitazo que fue Toy story 3. Aún me sorprende el despiadado trato que recibió Cars 2 (de la que algún día hablaremos de forma extendida, necesita una defensa oficial). Parece que tras cuatro años de éxitos incuestionables, Pixar debía, a la fuerza, seguir creando obras maestras llorosas, y si hace una película solo correcta, nos tiramos a la yugular. ¡Pero Cars 2 no era solo correcta! Rozaba la perfección técnica y argumental, con un ritmo y un ingenio que tendría que haberle puesto los dientes largos a James Bond. Su único fallo era contar con un protagonista que a veces no caía bien y una subtrama sobre la amistad tratada de pasada que no conmovía, ¡pero es que no buscaba conmover! ¡Aaarggh! Bueno, que me voy por los cerros de Cuenca (es que todavía me indigno, eh). El caso es que Brave ha seguido la estela de desgracias de Cars 2, y sobre Pixar flota una estela de fracaso, de "ya no es lo que fue". Y me cabrea mucho, porque yo creo en el potencial de Pixar y a contracorriente de la opinión popular, no creo que lo esté desperdiciando en absoluto, porque Cars 2 es el entretenimiento hecho cine (¡y qué cine!) y Brave, una película preciosa y necesaria.
Y es una película necesaria porque, a pesar de poder catalogarse como "de princesas" (subgénero que ha cultivado mucho Disney, pero por primera vez Pixar), es todo un alegato feminista con una heroína, Mérida, que alza su voz en mundo de costumbres machistas. Bueno, tampoco es nada nuevo, diréis. Ya tuvimos buenos referentes con Bella, Tiana y sobre todo, Mulán, que no eran la típica rubia de hermoso rostro y linda voz con el cerebro de una pulga y el chimichurri revoltoso por el príncipe azul de turno (Aurora, sí, ¿se puede ser más tonta que Aurora?). Bella era una mujer con inquietudes intelectuales, Tiana era una emprendedora en una sociedad racista y Mulán fue a la guerra en lugar de su padre desafiando a toda China. Y es cierto que Brave tiene mucho de Mulán en cuanto a tono y mensaje y de La Bella y la Bestia en argumento (sobre todo el final), pero no es un calco en ningún momento. Todas las mencionadas acaban con chorbo y aquí la determinación de no querer casarse por la fuerza es el punto de partida. Y la pieza central, la relación madre e hija, nunca la habíamos visto con tanta intensidad en una película de corte infantil.


Pero Brave no sabe a Disney... Brave sabe a Miyazaki. Los pixaritas admiran el cine del japonés y ya lo han demostrado alguna vez, como con ese entrañable cameo de Totoro en Toy Story 3. Pero aquí la cosa va a más. Lo notamos en la inspiración para el diseño de algunos personajes, como el de la bruja, típica abuelita Miyazaki, o el de los fuegos fatuos, que recuerdan a los espíritus del bosque de La princesa Mononoke. También en el plano contextual: la mitología y el contacto con la naturaleza, constantes en Miyazaki, tienen peso en Brave. E incluso, en el desarrollo de la historia (que no en la narración, puramente hollywoodiense, con buen ritmo, ágil, pero deteniéndose en los momentos justos para redondear las escenas más intensas –la afrenta de Mérida en el torneo, o el precioso momento pescadera y la durísima escena siguiente), posiblemente lo más criticado de la cinta. Miyazaki hace uso de un recurso que yo denomino "porlacarismo", es decir, cosas que suceden por la puta cara pero que quedan muy bonitas (aunque en algunos casos tengas ganas de reclamar sangre embotellada, como con El castillo ambulante). Pixar también lo usa a menudo (el Buzz andaluz y su posterior reconversión es de un porlacarismo notorio, pero queda genial), pero en Brave lo usan más y más Miyazaki que nunca. 
El guion es hábil y sabe hablar en términos poco concretos, por lo que puede desarrollar un porlacarismo que determina la trama, pero, pese a que pueda resultar paradójico, está justificado: la petición de Mérida a la bruja es muy ambigua, y la bruja hace lo que le sale del moño (pastelito transformador, porlacarismo, determina la trama), pero la esencia del error de Mérida y la semilla para cambiar su "destino" y el de su madre Badajoz, digo, Elinor, está ahí. Igualmente, el contrahechizo que le explica la bruja es aún más ambiguo, y Mérida lo toma como le sale de los rizos (restaurar un tapiz, porlacarismo, cuya búsqueda determina todo el tramo final), pero la esencia de la reconciliación y el entendimiento mutuo está ahí. Lo del tapiz es algo que entiende Mérida fruto de su ansia por remendar su error, el encontrarse a contrarreloj, y buscar una solución eficaz, palpable. Pero, en verdad, el hechizo ya estaba solucionado, el poder para invertirlo era el amor que se habían vuelto a profesar, la comprensión y la puesta de la una en el lugar de la otra: la madre se ve obligada a saber disfrutar de la libertad que defiende su hija, y la hija se ve obligada a solucionar de manera diplomática un asunto que podría derivar en guerra con un discurso perfecto (que chorrea tópicos, sí, pero no molesta, dice lo que tiene que decir como lo tiene que decir). Así que, al final, a mí su porlacarismo no me resulta tan por la cara y su argumento me acaba pareciendo más solido que un muro de hormigón.
Y aunque la esté defendiendo a muerte, y aparte de que lo último explicado es bastante cuestionable, es cierto que Brave no es perfecta. Por el ambiente flota la sensación de que el conjunto conmueve menos de lo que debería. Y el humor es más slapstick (o sea, humor a base de porrazos) que nunca en Pixar, sobre todo en la parte de los señores de la tierra, pero eso no significa que la película no sea divertida cuando se lo propone. Las secuencias con los trillizos, un humor más genuino Pixar (más ingenioso y con encanto), son oro puro. 
Vamos, que Brave, sí, tiene sus peros. Pero es un disfrute visual y sonoro, tiene buen ritmo y un gran sentido del humor, una potente moraleja y digáis lo que digáis, una gran historia que contar. Un cuento de princesas sutil y cercano, que no inventa nada, pero que es totalmente efectivo. Diferente a Toy Story, Bichos, Up o WALL·E, pero muy Pixar (y más Miyazaki que nunca). Así que solo me queda decir una cosa, brevemente, en un ataque de brava osadía, ante Pixar y Brave:... bravo.
NOTA: 8.


Lo mejor: es una película preciosa con la que todos los chavales y chavalas del mundo deberían crecer. Mejor tener a Mérida como referente que a Aurora, que a pesar de su nombre, luces, ninguna.
Lo peor: que ha sido muy maltratada por no ser una obra maestra. Pero es que tampoco le hace falta.

PD: lo sé, la crítica es más larga que el pelo de Elinor alias Badajoz. Pero es una crítica de una peli de Pixar, ya sabéis, hasta el infinito y más allá... (mua-ja-ja). Aaay, Macarena.

9 comentarios:

Dialoguista dijo...

Y dale alegria Macarena jajajja
Te pasasteee!!! sos ungeniooo, y eso que no estoy de acuerdo, aunque me haz hecho ver cosas que no había notado. A Cars 2 sí que la defiendo eh!!!
Y claro que es preferible Brave que Aurora, que cosas obvias dices!!!??? Aunque mi preferida es Bella ;)

Elisaul dijo...

Te mereces todos mis aplausos, Roke. Es por esto que me gusta leer blog porque aunque no este de acuerdo, la perspectiva de otros enriquece. No me gusto mucho "Brave" pero si que me hiciste ver los puntos buenos de un modo que no habia considerado. Esa comparacion con Miyazaki, te la comiste, pura genialidad. Y si es el humor lo que menos me gusta de "Brave", asi como unos temas que siento no explorados, lo cual le quita interes para mi. Pero aun asi no es mala, pero prefiero "Cars 2".

Saludos.

Alejandro Salgado Baldovino dijo...

Muy buena crítica Isidro, en resaltar sus puntos positivos y la relación con Miyazaki.

Estuve revisando la nota que le puse al filme, ya que lo vi hace ya un tiempo, y vi que le dí un 5, jeje.

Pero ese 5, fue más producto de la desilusión. Creo recordar que puse en mi reseña, que no llevaba expectativas en el filme, pero desde el inicio me fue atrapando y me fascinó en el primer tramo y algunos giros imprevisto que da. Pero luego viene un momento en donde todo el encanto se pierde, y toda esa expectativa que el mismo filme me fue creando se perdió. Me encantó la parte de los osos, pero hubo algo en esa historia, creo que su resolución, que no me convenció en absoluto.

Creo que esa vez salí un poco enojado jeje. Y castigué a la peli. Creo que el 5, fue un poco duro, porque me gustaron muchas cosas, pero si, aún me queda sabor de boca de la desilusión al final. Jeje creo que puse que cuando acabó, no me creía que ya se había acabado.

Vamos a esperar un segundo visionado a ver jeje

Muchos saludos Roke, y todo un gusto leerte!

A.S.B

Rodrigo Moral dijo...

La verdad, el paralelismo entre Brave y el cine de Miyazaki me dejó asombrado. Mis respetos a una crítica de una producción animada infravaloradísima como Brave.

No considero que sea una obra perfecta, pero la disfruté como pocos, y creo que si apunto a la calidad cinematográfica, Brave es una de las mejores películas (animadas o no) del año.
Tengo mis reproches, como expuse en su momento, no puedo dejar de verle las influencias de Disney, pero creo que está a la altura de las grandes obras de Pixar (al menos, Toy Story I, II, III y Wall·E).

Odié Cars 2. Creo que eso no tiene perdón, jaja.

Saludos!

Dante Martín dijo...

Fijate, yo no la maltrato tanto, de hecho le di un punto menos que tu, lo cual es muy buena nota. Pero compararmelo con Miyazaki, creo que has cometido un acto sacrílego, ni por fuegos fatuos ni nada.

Pixar siempre presume de madurez en sus películas y en esta ocasión ha bajado el listón, pareciendo más una peli Disney. Aunque como sabes, en éste año la propia Disney se la ha zampado con Rompe Ralph, que buena es!

Como siempre, un gustazo leerte, pero eso de Miyazaki me ha dolido, por mucha compra que haya hecho Disney de Ghibli. Miyazaki es el amo!!!

Saludos brother! :)

daniel dijo...

¡Esto es defensa, lo demás es cuento! xD

Muy buena, y mira que me decepcionó un poco pero comparto muchas de tus ideas, en especial esos paralelismos con Miyasaki (aunque Dante se lleve el cabreo del año xD)... Pero quiero decir que llegó un momento en el film en el que la historia se volvió más de lo que en realidad era, perdió el encanto, la resolución es obvia y los fallos del guión dejaron que no la disfrutara. Bah, tampoco la castigo porque me hizo reir (esos trillizos son la hostia), y la banda sonora me encantó... pero tío es que es Pixar y hay que exigirle porque sabemos que nos puede dar cosas mejores! ^^

Dale, un abrazo!

Alvaro dijo...

Bueno, supongo que el rechazo hacia Cars 2 es más que nada porque hizo de un personaje secundario (Que no era tan popular) el centro de la atención, dejando a casi todos los demás (incluyendo al protagonista de la primera película) en un segundo plano.

Ojo, yo no creo que sea tan mala como algunos han dicho, pero no sé, me parece que la primera película de por sí tenía un desenlace satisfactorio al que no se le podía añadir mucho más (Además, ya estaban los cortos de Cars Toons, que ya bastaban para expandir el universo de la película)

En cuanto a Brave, tienes razón en decir que posee influencia de las películas del estudio Ghibli (En especial de las de Hayao Miyazaki) aunque esos elementos no terminan de cuajar del todo, es como si fuese el comienzo de una historia mucho más grande. Igual está bien, aunque otras películas animadas realizadas este año me gustaron más.

Roke Molina dijo...

Dialoguista: ¡muchas gracias! Es curioso que estoy viendo más aceptación a Cars 2 que a Brave, que ya es decir. Y claro, es que Aurora es para totearla. Ella y las hadas madrinas, ¡que vaya regalos le hacen! Mérida es un personaje genial, con una evolución muy buena y creíble, pero mi favorita es Mulán ;)

Elisaul: muchas gracias, Elisaul. Me alegra saber que al menos he sabido transmitir por qué me parece tan buena Brave, ¡con lo que me costó escribirla! Y sí, el humor es más socarrón de lo normal, pero a mí me divirtió mucho.

Alejandro: ¡gracias! Comprendo tu desilusión, aunque me había gustado mucho, salí del cine pensando en sus fallas. Con el segundo visionado me reafirmé en que es una gran película. Me encanta que contemples la idea de volver a verla :)

Rodrigo: muchas gracias, me alegra saber que alguien más cree que está infravalorada. En su día leí tu crítica, ¡pero me tengo que volver a pasar!

Dante: ¡gracias! Pero hombre, no es ningún acto sacrílego. Le reconozco influencias de Miyazaki, sin mezclar calidad. Me he acordado de Bronson, de la que decían era "La naranja mecánica del siglo XXI" y, efectivamente, tenía influencias, ¡pero era un pegote! Rompe Ralph aún no la he visto, pero curiosamente de lo que he leído sobre ella dicen que es tan buena porque parece más una de Pixar xD no sé si estarás de acuerdo. Pero ya te digo, a mí Brave me sabe más a Miyazaki que a Disney.

Daniel: gracias, Daniel. Veo que el quid de por qué decepcionó tanto está en que llega un momento en que la historia apunta más alto de lo que resulta y su resolución es más modesta. Pero esa modestia, esa sutileza, el no querer ser una historia épica sino más intimista, a mí me encantó (en un segundo visionado, con el primera tenía las misma ideas). ¡Y me alegra que mencionas la banda sonora! Es muy buena, el tema Merida's home es perfecto, y la canción "A noiyen bin" o como se escriba (yo la canto así), la de Emma Thompson, es preciosa.

Álvaro: ¡gracias! Exacto, esa parece la clave de la decepción, como le apuntaba a Daniel. A falta de ver Rompe Ralph y ParaNorman (y algunas más como las españolas Tadeo -de la que no espero nada bueno- y El apóstol, Le tablau o Rise of the guardians... vamos, no he visto casi nada xD), Brave es mi favorita, muy seguida de Frankenweenie que me devolvió a mi Tim Burton y me lo pasé como un niño chico con ¡Piratas!
Sobre Cars 2: Mate a mí en Cars 1 me caía fatal, pero en la segunda lo encontré entrañable. Una de las cosas que más me interesaban era ver cómo expandían ese mundo tan curioso en la secuela, porque no he visto ninguno de los cortometrajes. Y en ese aspecto salí totalmente satisfecho. Pero creo que como secuela cumple muchísimo, porque se saca de la manga un nuevo argumento con todo el rollo del espionaje, a mí me pareció soberbio. Es que Cars 2 me parece genial, prácticamente perfecta. Entiendo más que defraude Brave que Cars 2, fíjate. Pero como digo, algún día, crítica al canto, tengo que dejar rienda suelta a toda esta rabia que me carcome xD

Muchísimas, muchísimas gracias a los siete. Enriquecéis un montón el blog con vuestros comentarios. ¡Saludos!

sofia martínez dijo...

Creo que esta película ha sido buena por los carismáticos y atractivos personajes, por otro lado la ambientación es maravillosa. No tuve la oportunidad de verla en el cine, hace poco la vi a través de HBO online y me pareció un excelente opción sobre todo para los pequeños. Yo me emocioné y disfruté mucho al verla es realmente muy emotiva.